29 dic. 2013

Sobre la locura, Fernando Colina (Cuatro ediciones, 2013)



El nuevo libro de Fernando Colina marca un punto de inflexión en la literatura que se ocupa del complejo tema de la locura. En un homenaje a Plutarco, el psiquiatra organiza en veinticuatro capítulos reflexiones sobre los temas más importantes que conciernen al loco y a la relación que los profesionales mantenemos con él desde la asistencia en salud mental y desde la propia sociedad. Así, con títulos como Sobre la distancia, Sobre los medicamentos o Sobre el arte de no intervenir, los distintos apartados del texto suponen verdaderas joyas que, en apenas seis páginas, condensan discusión y posibles conclusiones que el debate sobre lenguaje en la psicosis, el poder de la psiquiatría o la posición que el terapeuta adopta frente al paciente, por poner unos ejemplos, suponen para el lector.

Se trata de un libro a la par complejo y sencillo. La complejidad reposa, principalmente, en la gran cantidad de conocimientos que existen detrás de los argumentos, dudas y preguntas que el autor aporta. Fruto sin duda de su faceta de estudioso pero, por encima de ésta, de su experiencia asistencial. El trato diario con pacientes de Colina arranca desde las filas más activistas de la reforma psiquiátrica en Valladolid hace más de treinta años y, aún hoy, representa la parte más importante de su trabajo. El principio de libertad del loco, la prudencia en el trato o el respeto por los síntomas forman parte de un “modo de hacer” profesional que, en Sobre la locura, encuentra sus fundamentos y principios. Estas líneas argumentales recorren de principio a fin el libro, facilitando su comprensión y dando sentido global de la obra. Como si se hubiera hecho con un nuevo hilo tras aquel con el que hilvanaba la psicopatología desde la melancolía a la paranoia en su anterior obra (Melancolía y paranoia, Síntesis, 2011), Colina cose entre sí los breves capítulos de su nuevo texto consiguiendo crear un telón de fondo común que aporta sencillez a su contenido, a la vez que le confiere coherencia teórica.

No queremos adelantar al lector ninguna de las ideas que el libro que aquí recomendamos logra transmitir al que se interesa por la clínica y los problemas del alma. Cabe advertir, sin embargo, que el autor se posiciona de una forma mucho más clara y, si se nos permite, revolucionaria, que en sus anteriores obras. Dado que se abandona, al menos en parte, la prioridad de la discusión psicopatológica para enfocar de cerca el problema del propio loco y, cómo no, el del propio profesional, las cuestiones que aparecen comprometen de una manera clara las opiniones del escritor. Así, existen capítulos como Sobre la conciencia de enfermedad, Sobre el poder o Sobre la ternura que se enfrentan directamente con las posiciones sectarias e ignorantes que muchos profesionales adoptan en función de sus principios teóricos y supuestos terapéuticos.


Sobre la locura será un estímulo y una fuente de conocimientos para los ya iniciados en la literatura asistencial y en el estudio sobre la psicosis, pero será también un libro que, como ya lo fue El saber delirante (Síntesis, 2001), se convertirá en manual de cabecera para los nuevos profesionales o aquellos que comiencen a adentrarse en esa otra forma de ver y entender (o no-entender) la locura que, escritores y compañeros como Colina, a tantos nos han enseñado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario